¿En que se diferencia el jamón ibérico del jamón serrano?

¿En que se diferencia el jamón ibérico del jamón serrano?

Nuestra intención con este blog es la de ofreceros información de primera mano y de calidad en todo lo referente a la carne de cerdo. En esta ocasión, de la misma manera que las casas se empiezan por el tejado, hoy queremos comenzar con algo tan primordial como es el tener las pautas precisas para diferenciar un jamón serrano de uno ibérico.

Cuando hablamos de jamón, se debe hacer una distinción entre el jamón ibérico y el jamón serrano, especialmente porque estamos ante dos productos que provienen de animales diferentes.

El jamón serrano

El jamón serrano puede venir de muchas razas de animales: Duroc, Landrace, Pietrain o Large White, razas con altos niveles productivos, que se apoyan en una alimentación pensada para hacer crecer rápido al animal alimentados en régimen intensivo.

Esta denominación, está protegida como Especialidad Tradicional Garantizada y es uno de los platos más conocidos de la gastronomía española. Su producción se realiza mediante salazón, reposo, secado y curación: La duración de estos procesos, que suele ser de entre 7 y 12 meses y en secaderos artificiales, define la calidad y las características del producto.

El jamón ibérico

El jamón ibérico, sin embargo, proviene de una raza concreta: El cerdo ibérico. Su engorde se realiza en libertad en el ecosistema de la dehesa, que es difícil de entender sin la explotación sostenible de este animal. Se alimenta de productos naturales como la hierba flores, raíces etc, en verano incluso incluso llega a pasar hambre al secarse la dehesa, desde octubre hasta marzo, espacio de tiempo llamado “MONTANERA” cuando caen las bellotas, comerá 7 a 10 kg. diarios más 2 de hierba.

Al no ser una explotación intensiva, es decir, aquella basada en ofrecer un producto económico de la forma más rápida posible, el cerdo ibérico es más costoso de producir y requiere más tiempo, además de poseer un proceso de curado mucho mayor que el del jamón serrano, llegando a los 3 años.

Éste se realiza en secaderos naturales, que consiste analizar cada día, las condiciones climatológicas externas, par abrir y cerrar ventanas dependiendo de las necesidades de los productos en cada momento.

Dependiendo de los gustos y las situaciones, nos encontramos antes dos alimentos perfectos para acompañar cualquier comida, reunión o evento. Solo una cosa más, si tenemos en mente comprar un jamón ibérico, os recomendamos, como no podía ser de otra manera, una visita a nuestra tienda online calidad y servicio 100% garantizados.